Precio: Anticipada: 10€ (Discos Bora Bora) Taquilla:12€

AEROLÍNEAS FEDERALES

23bDicen que han regresado, que Aerolíneas Federales están de vuelta y que lo han hecho con su tripulación más genuina y exitosa pero la verdad es que nunca se fueron. Y no sólo porque permanecieran en la memoria colectiva de muchas generaciones que han seguido descubriendo sus
canciones, sino porque se han mantenido deambulando por la música, por la noche, por la calle y por los bares, con toda su sorna y su encanto.
Aerolíneas Federales es uno de los referentes en el renacimiento musical español de las últimas décadas. En aquellas épocas los grupos españoles asimilaban como podían la new wave inglesa pero en muchas ocasiones, y con el “do it yourself” por bandera, muchos suplieron sus escasos conocimientos musicales con talento, ingenio y muchas ganas de aprender. Aunque el epicentro era Madrid, en Vigo también surgían una cantidad interesante de propuestas que seguían patrones similares. Una de esas bandas fue Aerolíneas Federales. Sin virtuosismos, con desenfado, y la diversión y la transgresión en mente, la banda se va haciendo poco a poco un nombre en el territorio nacional. DRO les da la oportunidad de lanzar su primer disco, el homónimo “Aerolíneas Federales” (DRO, 1986). Canciones simples, sin estridencias pero con una clara vocación festiva, mucho desenfado y coros marca de la casa. Canciones como “No me beses en los labios” o “Soy una punk” son clásicos imperecederos del pop español.
Esta primera grabación del grupo ya contaba con Silvino Díaz, Coral Alonso, Rosa y
Miguel Costas y Luis Santamarina y supuso, además, un pequeño empuje para la
consolidación de una música que buscaba una autonomía del arte respecto de la
situación política, vinculándose a motivaciones más hedonistas. Después del éxito de
su primera propuesta, AAFF, se consolidó con 4 álbumes más, a razón de uno por
año, los dos primeros “Hop hop” y “Tomando tierra”, con producciones elaboradas y
menos guitarreras y después con una ruptura estética y de sonido, pues la anterior
producción preciosista da paso a un sonido más ácido y ramoniano. En ese contexto
editarán “Échame sifón”, último en el sello DRO, y “Una o ninguna”, donde con un
sonido más maduro logran ofrecer un resultado muy meritorio para despedir su
carrera discográfica.