Precio: Entrada Libre

Enrique Novi

Por su simpatía, por su saber estar, por su encanto y su don de gentes; por su sonrisa perpetua y sus inigualables habilidades sociales, siempre es un placer contar con su presencia en la cabina de Planta Baja. Que no tenga ni idea de música, que no sepa como se extrae un vinilo de su funda o que esté más visto que la Torre de la Vela, son aspectos secundarios en sus sesiones ante su desbordante carisma. Representante por excelencia del homo granatensis, si quieres saber en que consiste realmente la mala follá granadina no tienes más que intentar abordarlo mientras desarrolla su trabajo detrás de los platos.