Precio: Anticipada: 12€ (Discos Bora-Bora y ticketea.com) Taquilla: 15€

RECORD STORE DAY con DISCOS BORA-BORA

Novedades Carminha + Vúfalo

Novedades CarminhaYA ESTAMOS EN PAZ. Por Manuel Jabois
En una entrevista hecha en 2013, cuando Novedades Carminha empezaba a despegar, Carlangas, Jarri y Xavi aparecen delante de la cámara comiendo unas hamburguesas enormes y grasientas, subidos a taburetes altos como jueces de pista y dando cuenta de cocacolas.
Dicen, en ese escenario tan naif, con reminiscencias de art decò, que su sueño es tocar en Luar, el programa decano de la Televisión de Galicia que acoge a un público variopinto, casi siempre enxebre, de edades elevadas y ánimo de charanga. “Si aparece Gayoso”, dicen con la boca llena, “que le den al Primavera Sound”. Descartado el viejo santuario indie, Novedades Carminha despachan en el primer single de este disco, Campeones del Mundo, el Viña Rock. “Con esta canción”, escribieron en Facebook, “se esfuma nuestro sueño de encabezar el cartel del Viña Rock, pero preferimos ver vuestra cara de gustito cuando la bailéis”.
Y empiezan:
Te vi pasar por Guayabitos / al ritmo de DJ Perrito. Hay pocas frases que funcionen mejor como declaración de intenciones. Uno de los grandes fracasos de la Constitución española
es que ninguno de sus padres, aquellos señores tan doctos de gafa concha, propuso empezar la Carta Magna con “Te vi pasar por Guayabito / al ritmo de DJ Perrito”. El país seguiría igual, pero al menos tendría sentido: es que lo manda la Constitución. Con el verso y el acercamiento groove, el viaje que han emprendido sin separarse de sus orígenes (una goma como la de Jaskula, aquel ciclista que se dejaba caer un poco y recuperaba, y tenía a los rivales locos como si en lugar de rubio y polaco fuese Beyoncé), los carminhos presentan un disco adecuado a su tiempo: la importancia del gesto, pero en ellos poco grave; lo simbólico como hecho conceptual, pero en ellos divertido y contemporáneo, bailable.
El trabajo se llama Campeones del Mundo, porque de alguna manera lo somos, incluso en disciplinas poco recomendables, y la portada contiene un breve hit, si bien éste de diseño. La hace Eloy Arribas, un chico que ha pintado todos los temas con varios trazos. Había que
estar a la altura del dibujo, como si Arribas hubiese hecho aquello de Picasso cuando se le acercó una señora gorda a que le hiciese un retrato, se lo hizo cubista y le dijo: “Ahora, a parecerse”. Hay que decir que ellos lo consiguen. De una manera sencilla, casi una manera Luar si Gayoso fuese un Sid Vicius de Recemunde, parroquia de Monforte. Es un disco sexy. Carlangas dice que para que bailen chicas guapas, pero guapas hoy son todas. Lo meritorio es que también lo van a bailar los guapos. Al menos yo no paro. Nosotros, dicen, “entendemos el rock and roll como una expresión juvenil orientada a que la gente se divierta, baile y folle. Eso proponemos”.
La propuesta fue recogida con esperanza en casa, tras la primeraescucha, y hay que decir que también funciona. Hay una explicación musical (el ritmo, lo pegadizo, el eco de lo punk que llega travestido, pero no lo suficiente, sobre todo lo directo). Novedades Carminha
amenaza el trono de la música española porque es una banda criadasin cautividad, despojada de clichés e intentonas ambiciosas. A Pla lecostó medio siglo escribir “la puerta es verde”, que dijo que era el genio de la lengua latina. Se reservan la raíz, que es donde viene lo
que somos, y a partir de ahí se intoxican con lenguajes artísticos y una evolución cruda semejante al sibarita que descubre en ciertos manjares el placer de comerlos vivos.
Campeones del Mundo es el resultado de una acción erosiva fascinante y morbosa. Poco artificio y poco micro enchufado en unas canciones que no renuncian al rock, la esencia de Novedades, pero meten la mano en las aguas oscuras para revolver entre los peces. Se lo dijo el productor de hip-hop, Hevi, a El País: “Hemos hecho algunas cosas poco habituales en las grabaciones de hoy en día, como grabar las baterías con un único micrófono. Queremos recuperar el
sonido crudo y fresco de los primeros discos de rap, los que se hacían con bases de soul y funk. Nos encanta ese sonido”. Lo refrendan ellos: “Intentamos no repetir nunca la fórmula musical de los trabajos anteriores, por tanto tratamos de asumir lenguajes de diferentes estilos (hip-hop, funk 70´s, pop, etc) para acabar haciendo un disco
de rock and roll desde otra perspectiva. Por eso quisimos trabajar con un productor como Hevi (Malandrómeda, Fluzo). Entendemos la música igual pero la vemos con distintas gafas”.
Novedades Carminha no se ha hecho mayor, cosa que se agradece, pero ha madurado, como aquel niño de doce años que al comprender el sentido de la vida se quiere tirar ventana abajo (vivía en un bajo).Estas canciones huyen de la edad, de la pompa y de la trascendencia. No son épicas. Tampoco son exactamente de Luar, como quisieran. Hace tres años, con las manos pringadas de hamburguesa, se enfadaban cuando el sonido de estudio funcionaba “demasiado bien” porque les quitaba algo reconocible. Y reclamaban la autoridad de las orquestas, la cultura de la verbena. No van por ahí tampoco los tiros, porque aquí late otra cosa, algo más puro, más abrasivo. Han tirado las fichas a todos los números de la ruleta, como la CIA. Se gana sí o sí, y si dice algo la banca se le atraca, que para eso es banca.
De ahí la importancia de regresar brevemente a Novedades Carminha, la buena. Una tienda de lencería de bragas color carne (“todo muy íntimo y calentito”) situada en la zona vieja de Santiago de Compostela; más de tres décadas al servicio de las señoras. Ellos, dicen, “son muy de abuelas”. Y a ver cómo se le dice una abuela que te vas por España de viaje si no tienes un grupo de rock. Deudas con los maestros, pocas. Es necesario tener presente que Dalí fue a París a hacerse una paja y mandó un bote con semen a la casa del notario de Figueres, su padre. “Esto es cuanto te debo: ya estamos en paz”.
En 2007, cuando se juntaron, colgaron un texto en Myspace donde se confesaban freudianos de extrarradio, amantes del queso de tetilla y grupo favorito de Marichalar. Había punk, llegó el surf, amenaza el groove. Titularon su disco anterior Juventud Infinita. Y otro Jódete y baila. Y ahora que son campeones de mundo Iniesta se queda calvo.
Carlangas al menos vino así de casa.