Precio: Taquilla: 5€

Briatore + Pantano

BRIATORE
Diez años después de su irrupción en el panorama modernista, pasando por su aclamado A way of life (Bip Bip Records) y la confirmación con el Wake up! (Liquidator Music), llega el turno del single para Clifford Records: Mystery Train / The game. Una cara A que es una locomotora que bebe de las fuentes tradicionales de la banda: 2Tone, Garage, Soul, New Wave…todo un antídoto contra el sedentarismo. La cara B apunta a himno en potencia con reminiscencias Pop, Mod y un estribillo con ecos de Northern Soul del que costará desprenderse.
Mientras el video de Mystery train da sus primeros pasos, Briatore está ya elaborando el video correspondiente a la cara B, The game. Al mismo tiempo continua con la grabación y selección de temas en la Dalton Factory. A mediados del próximo año verá la luz el tecer larga duración.
Para difundir esta primera colaboración de Briatore con Clifford Records, en la actualidad se están cerrando fechas en ciudades como Madrid, Málaga, Sevilla, Valencia, Granada…, oportunidades para verlos sobre un escenario, que es donde realmente se percibe la verdadera dimension de una banda fogueada en mil batallas a través de formaciones anteriores o de esta década tan intensa de directos y experiencias por toda la geografía nacional.
El sonido Briatore, lejos de acomodarse a los estándares esperados por los círculos más próximos al Ska, el Soul, el Garage o los sonidos mods en general, opta por la trepidante y arriesgada aventura de bucear en los sonidos y las bandas referencias (The Clash, The Specials, Talking Heads, The Beatles, The Kinks, The Cramps, Madness, The Rolling Stones, The Jam, Small Faces, James Brown, Sam Cooke, Blondie… ) para encontrar un camino propio y fácilmente identificable a la primera escucha, la opción menos cómoda, y puede que más lenta, pero la más excitante sin duda, la misma que ha despertado la curiosidad de fanzines, blogs y seguidores de países como Francia, Alemania, Polonia…
Más de Briatore nunca es más de lo mismo, aunque ahora suene más Briatore que nunca.