Precio: Entrada libre

Lucas Bon Vivant & Claudio Corazón

LUCAS BON VIVANT

“Creo que poner una bio como si fuera un curriculum de ocho hojas con detalles como usuario medio de ofimática, ingles hablado medio/escrito bueno y que me gusta la lectura me parece un coñazo así que lo resumo rapidito en lo que he hecho este último año. En 2018 me he reservado mucho a la hora de poner siete pulgadas pero aún así he pinchado en los conciertos de Ricky Amigos (FR), Los Pepe’s (UK), Dustaphonics (UK), Los Soberanos (Sala Magic, BCN), The Parrots, Roxanes, Guiri Resort, Fuengirola Pop Weekend (junto a Cooper, La Granja, Agentes Secretos, Briatore, Kurt Baker…), la fiesta de Torremolino’s Chic (movimiento para la conservación del Torremolinos más sesentero y turístico de aquellos años), el XII Rally Scooterista de Marbella, Lebistrot y Sala Cambayá (Antequera). Además soy residente de un templo yeyé como La Polaca (Marbella). Fundador del Colectivo Gato Macho y de Marbella Hi Fi, scooterista, cabecita inquieta, me gusta el vodka con limón y sólo en 7” y a 45 rpm. Me hace especial ilusión estrenarme en Planta Baja con una maleta llena de garage con dos g, yeyé con dos y, con más invasión británica que el Brexit y soul con galletas más negras que el futuro de Matarife como deportista de élite.

CLAUDIO CORAZÓN

Animal de escenario, gran conversador, personajazo alicantino, disciplinado juerguista y mejor persona. Un negro con alma punk que se viene a Granada con su maleta cargada de sudoroso y crujiente Rhythm’n’Blues, Garage y todo lo que se le ocurra traer en su chistera, pura Foot Stompin’ Music que Claudio sabe como nadie suministrar, de forma enérgica y apasionada para que se te meta el demonio en el cuerpo y no te salga fuera en tres días. Claudio es una de las grandes figuras del Rock’n’Roll alicantino, viejo conocido en nuestra ciudad por haber venido, en no pocas ocasiones, al frente de LOS FLAMIN’ GUAYS y LAS MEMBRANAS, dos combos que hicieron temblar los pilares del Rock’n’Roll más crudo y salvaje y que nos obsequiaron con innumerables alegrías durante los años en los que estuvieron perpetrando sus fechorías musicales. Un lujo y un placer tenerlo ésta noche con nosotros a las tornamesas. Claudio es todo víscera, todo corazón.